VISITAS:

lunes, 4 de marzo de 2013

Cambiar el tono de una canción MP3

El problema

Muchas veces tenemos canciones en MP3 que no están en la tonalidad que nos gustaría.
¿Por qué? Normalmente porque queremos acompañarlas con algún instrumento, por ejemplo, la guitarra o el bajo. A estas pistas se le llama a veces "back track", refiriéndose a pistas de fondo que acompañan nuestro instrumento, para que éste no suene solo.
La solución típica es adaptar nuestro instrumento y nuestro acompañamiento a la tonalidad en que tenemos el MP3. Pero esto supone cambiar nuestras partituras (o tablas de acordes) y lo que es peor, al ensayar en otra tonalidad de la que luego vamos a interpretar, no nos sirve de mucho como práctica.
Pongamos un ejemplo: tenemos que interpretar la canción en DO mayor, sin embargo tenemos un MP3 de la canción en FA mayor. La opción que tenemos es cambiar nuestras partituras a FA mayor y acompañar así el MP3. Pero como hemos dicho, no nos vale de mucho tocar la canción en FA mayor si luego vamos a tocarla en DO mayor ¿verdad? Aparte de tener que reescribir todas las partituras en FA mayor.
Existe otra solución mucho más cómoda...

Cambiar el tono del MP3

Si no nos convence la solución anterior, tenemos otra, que aunque tiene alguna pega que luego comentaremos, cumple perfectamente su función, sobre todo para ensayo y preparación.
Esta solución consiste en cambiar la tonalidad del MP3.

Llevo varios meses buscando cómo cambiar el tono de un MP3 y no lo encontraba. He leído artículos sobre cómo hacer un paso al dominio de la frecuencia, trasponer y luego volver al dominio del tiempo. La idea es interesante, pero no quería ponerme a implementarla, porque me llevaría bastante tiempo. Así que me decidí a investigar los programas de procesamiento de audio que existen, sobre todo los gratuitos.
Al final dí con la solución: Audacity.
Audacity es un programa gratuito que se puede descargar bien en la versión portable (es la que yo prefiero), o en la versión instalable:


Una vez instalado el programa, lo arrancamos y cargamos el MP3 que queremos cambiarle el tono. Para ello vamos al menú File - Open, o bien,si se ha instalado en español, Archivo - Abrir. Buscamos en el disco duro el fichero MP3 que queremos transponer.

En primer lugar debemos detectar en qué tonalidad está el MP3 original.
Hay varias formas de saberlo. Quizás la más práctica, aunque no la más rápida, es reproducir la canción y con un teclado intentar pillar la tonalidad. Si tenemos la partitura de la canción es relativamente sencillo, ya que haciendo uso de un teclado, vamos intentando "pillar" las notas en el MP3 y luego comparamos con nuestra partitura para ver la diferencia de tonalidad.
Si sólo tenemos los acordes, es un poco más complicado, pero también se puede hacer. Buscamos el acorde principal e intentamos casarlo con la canción, subiendo o bajando de acorde. Por ejemplo, si en nuestra partitura tenemos la canción en DO mayor, reproduciremos el MP3 y probamos si el DO mayor encaja (normalmente no, porque en caso afirmativo, ya hemos acabado). Seguimos probando subiendo a RE mayor, MI mayor, DO# mayor, etc. Y luego vamos bajando: SI mayor, LA mayor etc. Cuando hayamos localizado la tonalidad principal, ya sabemos el tono de la canción MP3. Y por tanto, ya sabemos cuántos tonos tenemos que subir o bajar para conseguir el MP3 en el tono que queremos.

Otra opción sería utilizar algún programa que detecte el tono de una canción, pero eso lo considero mucho menos fiable. A mí por lo menos nunca me funcionan bien...

Después vamos al menú Effect - Change Pitch, o bien, Efecto - Cambiar tono.
En esta ventana le tenemos que decir cuántos semitonos queremos subir o bajar. Aplicamos el cambio y ya tenemos la canción en la tonalidad deseada.

Ahora sólo tenemos que exportar la canción a MP3 con File - Export o bien Archivo - Exportar.

Problemas de esta solución

En mi opinión, la solución que propongo tiene dos problemas:

  1. Encontrar la tonalidad del MP3 puede ser un poco complicado, pero es cuestión de práctica. Al final lo encuentras.
  2. El MP3 resultante no es perfecto, o sea, no suena como el original, sobre todo la voz humana. Sin embargo, mi opinión es que es perfectamente válido para ensayar, y para eso lo utilizo yo. No se te ocurra enviárselo a un amigo para que escuche una canción, ya que no le va a gustar mucho.





3 comentarios:

  1. Hay otra forma de engancharse a un mp3 con una guitarra: poner una cejilla o afinar la guitarra en otro tono. Pero me parece mucho más incómodo... En cualquier caso, es cuestión de gustos.

    ResponderEliminar
  2. He descubierto una forma de detectar el tono de una canción en MP3. El programa "AnySong chord recognition" para Android lo hace bastante bien.
    Este programa detecta todos los acordes para una canción, y no lo hace mal, pero se equivoca bastante. Sin embargo, para lo que nosotros necesitamos nos vale perfectamente porque podremos saber inmediatamente el tono principal de una canción.
    La versión gratuita saca los acordes para los primeros 40 segundos, pero es más que suficiente para nuestro caso.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar